FacebookTwitter

 

Editorial

Carta al lector de 2030

Alan R Sigal

Revista del Consejo Argentino de Residentes de Cardiología 2020;(153): 0010-0011 


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Consejo Argentino de Residentes de Cardiología. Para solicitudes de reimpresión a Revista del CONAREC hacer click aquí.

Recibido | Aceptado | Publicado 2020-04-30


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

“El coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él”

Nelson Mandela

Estimado futuro lector de este editorial y este número de la Revista CONAREC:

Antes de comenzar, un poco de contexto. En el año 2020, CONAREC se preparaba para festejar sus 40 años ininterrumpidos de Congresos Interresidencias de Cardiología, así como 35 años de publicación continua de esta revista. El año comenzó con normalidad, pero de a poco el mundo fue tomando conocimiento de un virus, de no más de 500 nanómetros, que antes de darnos cuenta echaría por la borda todos los planes hechos con el mayor de los optimismos. El SARS-CoV-2 dominó la agenda mundial.

Los médicos nos vimos enfrentados a una patología que abarcaría todas las especialidades. Cardiólogos, intensivistas, urólogos y traumatólogos trabajamos juntos y unidos contra un mismo enemigo. En esta guerra, los residentes fueron, en muchos casos, la primera línea de batalla.

El personal de salud fue laureado de héroes, mientras a la vez algunos fueron echados de sus domicilios por miedo a que contagien al resto de los habitantes del edificio. Fuimos aplaudidos todos los días a las 21 horas desde los balcones con fervor, y en ese aplauso recordamos las veces que pedimos apoyo por reclamos respecto a condiciones de trabajo, que cayeron en oídos sordos.

La pandemia de COVID-19 tuvo implicancias en la salud, un fuerte impacto en las economías mundiales, pero por sobre todo una profunda repercusión sobre la sociedad. La cuarentena obligatoria, el distanciamiento social, el cese de muchas de las actividades que acostumbrábamos a hacer, indefectiblemente dejaron su marca. Al momento de escribirles esta carta, los teatros de Broadway en Nueva York se encontraban cerrados frente a un sistema de salud totalmente colapsado, incapaz de sostener el brutal aluvión de contagiados y pacientes que requerían asistencia respiratoria. En España, las playas de Barcelona y las calles de Madrid se encontraban cerradas mientras los médicos luchaban incansablemente y alumnos de medicina de último año eran graduados de forma “express” para sumarse a la trinchera. En Italia, camiones militares transportaban féretros, mientras el Papa celebraba por primera vez Pascuas en un Vaticano en soledad.

Argentina no fue ajena a esta situación sin precedentes modernos, con la diferencia de ser un país con recursos muy concentrados y poco distribuidos, con zonas de extrema pobreza. En este contexto, los médicos residentes, llenos de vocación y el fuego de la pasión por la profesión, se unieron para defender al país contra este invasor. Aprendieron sobre equipos de protección personal, sobre hidroxicloroquina, remdesevir y azitromicina, mientras en simultáneo aprendieron como no dejarse llevar por artículos científicos de escasa calidad científica que prometían tener la cura. Aprendieron a protegerse los unos a los otros, a no llorar al decirle a un familiar por teléfono que el paciente falleció, pero que no pueden verlo por su seguridad. Aprendieron que son el motor de la medicina, que su insaciable hambre de aprendizaje y su resiliencia extrema son pilares fundamentales de la indudable calidad de la medicina practicada en el país. No puedo hacer futurología y saber como será el mundo dentro de una década, pero espero, querido lector, que estas palabras lo llenen de orgullo para el personal de salud que se enfrentó estoicamente a estas circunstancias. Espero también que, si esta carta lo encuentra desmotivado por su profesión, se nutra de su mensaje y tome fuerzas para seguir ayudando a quienes más nos necesitan: los pacientes.

Estimado lector de 2020:

A todos los médicos especializados, residentes, enfermeros, técnicos, analistas de laboratorio, bioquímicos, personal de limpieza de hospitales, a todos ustedes: ¡Gracias! Y por favor, como dice una carta popularizada en estos tiempos, no sean héroes. Protéjanse, cuídense y no se expongan innecesariamente. Como dijo Walt Whitman: “No te dejes vencer por el desaliento. Pase lo que pase, nuestra esencia está intacta”.

Desde CONAREC nos encontramos con total firmeza frente al enorme desafío de mantener la formación académica de los residentes de Cardiología de todo el país, de brindarles oportunidades científicas únicas, y de acompañarlos en todos sus intereses. Planificamos cursos virtuales ajustados a las necesidades de los residentes, y nos mantenemos en constante contacto con los miembros de todos los rincones de la república. Nuestra revista sigue siendo un pilar fundamental y una herramienta a disposición de todos. Invitamos a los residentes en su totalidad a encender su creatividad e ingenio, y a animarse a seguir planificando y trabajando por su desarrollo como cardiólogos.

Finalmente, deseamos con toda la fe encontrarnos en un abrazo para el 40° Congreso Interresidencias de Cardiología, a realizarse en la Ciudad de Buenos Aires del 10 al 12 de diciembre de este año, y poder disfrutar juntos de una jornada académica y de fraternización única en el mundo.

“Lo único que tenemos que temer, es el miedo en sí mismo”
Franklin D. Roosevelt

Alan R. Sigal
Presidente del CONAREC 2020

Este artículo no contiene material bibliografico

Autores

Alan R Sigal
Presidente del CONAREC 2020.

Autor correspondencia

Alan R Sigal
Presidente del CONAREC 2020.

Correo electrónico: conarecrevista@gmail.com

Para descargar el PDF del artículo
Carta al lector de 2030

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista del CONAREC, Volumen Año 2020 Num 153

Haga click aquí

Titulo
Carta al lector de 2030

Autores
Alan R Sigal

Publicación
Revista del CONAREC

Editor
Consejo Argentino de Residentes de Cardiología

Fecha de publicación
2020-04-30

Registro de propiedad intelectual
© Consejo Argentino de Residentes de Cardiología

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Consejo Argentino de Residentes de Cardiología
Azcuénaga 980 - (C1122AAJ) CABA | Argentina | tel./fax +54 9 11 3677 2989 | e-mail info@conarec.org | www.conarec.org

Registro de la Propiedad Intelectual en trámite. Propietario: Consejo Argentino de Residentes de Cardiología (CONAREC) | ISSN 0329-0433 | ISSN digital 1853-2357

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión 2.2.1.3 ST